--> 144
01 8000 180 280
Línea gratuita de atención a nivel nacional

Dudas en la alimentación de pacientes trasplantados

Fecha de publicación: 31 marzo 2021


La alimentación de pacientes trasplantados es de suma importancia, ya que el proceso de recuperación debe ser adaptable para comenzar una vida normal y sana. En esta nota te contaremos todo sobre las dudas que surgen en la alimentación para personas recién trasplantadas.


verdura en un bowl

La dieta de un trasplantado es uno de los puntos claves en el proceso de recuperación post trasplante, ya que ayuda a que tu cuerpo se adapte al nuevo órgano y así puedas continuar con una vida normal y sana. Es probable que si has recibido diálisis antes del trasplante renal tu alimentación sea mucho más sencilla ahora, sin embargo, el equilibrio en las comidas sigue siendo indispensable.

 

En Colombiana de Trasplantes proporcionamos acompañamiento con nutricionistas profesionales para la recuperación total de nuestros pacientes, por lo que entendemos la importancia de llevar los cuidados necesarios para evitar complicaciones. Es por esto que el día de hoy queremos aclararte algunas dudas sobre aquellos alimentos que debe consumir un trasplantado de riñón o hígado para mantener una dieta adecuada que contribuya al proceso de recuperación exitoso.

 

1. Niveles de colesterol y triglicéridos, ¿pueden subir?

 

Es probable que tus niveles de colesterol y triglicéridos sean más propensos a aumentar, por lo que deberás evitar alimentos saturados en grasas como fritos, carnes grasosas, mantequillas, margarinas, quesos con sal, doble crema o de untar, embutidos; entre otros. Reconocer estos alimentos no es complejo, y la ayuda de un profesional en nutrición hará que sea mucho más sencillo saber qué no puedes comer y qué si.

 

2. ¿Debe ser una dieta rica en hidratos de carbono?

 

Lo primero que debes tener claro es que los hidratos de carbono, más conocidos como carbohidratos, son los almidones y azúcares de los que nuestro cuerpo saca la energía necesaria para su funcionamiento normal. Entonces, se entiende que son necesarios en una alimentación equilibrada, y la mejor opción son los denominados ‘carbohidratos complejos’, ya que tardan más en convertirse en glucosa en la sangre y aportan más nutrientes debido a que en su mayoría contienen fibra, vitaminas y minerales. Algunos de ellos son:

 

• Granos enteros como arroz integral, avena en hojuelas, cereales, quinoa, centeno.

 

• Legumbres como frijol, lentejas, arvejas, garbanzos.

 

• Frutas y verduras.

 

• Puedes optar por la stevia como endulzante natural o no utilizar endulzantes de ningún tipo.

 

Aquellos que debes evitar son los ‘carbohidratos simples’, pues al contrario que los carbohidratos complejos, se convierten rápidamente en glucosa y sus aportes de nutrientes son mínimos o nulos. Algunos de ellos son:

 

• Alimentos procesados con azúcares refinados como golosinas y productos empacados.

 

• Jugos, gaseosas y demás bebidas azucaradas.

 

• Azúcar refinada blanca y morena, al igual que panela.

 

• Chocolate normal.

 

3. Consumo de sal

 

Los niveles adecuados en la ingesta de sodio varía según el procedimiento y estado del paciente, aunque en su mayoría se limita su consumo debido a que puede contribuir a la retención de líquidos, lo que conlleva un aumento en la presión arterial. El consumo de sal puede verse aún más limitado cuando los pacientes deben ingerir esteroides como parte de su proceso de recuperación post trasplante. 

 

El consumo de sal, al igual que de calcio y potasio, debe responder a un requerimiento individualizado; sin embargo, el consumo de condimentos y salsas que no son saludables está completamente restringido. Lo indicado es seguir las recomendaciones de tu especialista para evitar complicaciones.

 

4. Consumo de potasio

 

Generalmente, en un procedimiento de trasplante exitoso el paciente puede consumir niveles de potasio normales. Sin embargo, es probable que se presenten variaciones en la recuperación y los medicamentos que se formulen aumenten o disminuyan los niveles de este mineral, por lo que tu médico especialista deberá especificar qué es lo recomendado para tu dieta.  

 

5. Consumo de calcio

 

El calcio es un mineral fundamental en nuestro cuerpo para mantener los huesos saludables, si estuviste enfermo antes del trasplante y perdiste tejido óseo es probable que te formulen una dieta que ayude a recuperarlo. El control debe ser constante para garantizar que el estado de tus huesos es saludable. Algunos alimentos ricos en calcio que debes procurar consumir a diario a menos que tu médico los prohíba, son:

 

• Leche.

 

• Huevos.

 

• Yogurt griego.

 

• Quesos sin sal y bajos en grasa.

 

6. Consumo de proteínas

 

El consumo de este aminoácido es indispensable para la recuperación después del trasplante, ya que ayuda a recuperar los tejidos y músculos. Es probable que tu médico especialista te aconseje aumentar su ingesta para recuperarte de la pérdida muscular causada por las esteroides.

 

7. ¿Los medicamentos afectan la alimentación?

 

Es probable que algunos medicamentos incidan en lo que no puede comer una persona trasplantada de riñón o hígado, por lo que es fundamental que tu médico especialista te aclare qué alimentos debes evitar o incluir con cada medicamento que se vaya sumando a tu tratamiento de recuperación postrasplante.

 

8. ¿Es probable aumentar de peso?

 

La probabilidad de que tu apetito aumente tras recibir un trasplante de hígado o riñón es alta, al mismo tiempo que puede disminuir. Si se presenta el primer caso, aumento de peso, lo mejor que puedes hacer es disminuir tu ingesta de azúcares y optar por alimentos con niveles calóricos bajos, tales como:

 

• Frutas de baja fructosa y verduras.

 

• Carnes magras y pescado.

 

• Evitar lácteos altos en grasa, elige productos descremados y sin sal ni azúcar.

 

• Nada de jugos ni bebidas azucaradas.

 

Si por el contrario presentan una disminución en tu apetito puedes reducir las raciones pero los alimentos deben ser ricos en proteínas y en nivel calórico. Algunas opciones son:

 

• Aguacate.

 

• Aceitunas.

 

• Hummus.

 

• Germen de trigo.

 

• Mantequilla de maní, almendras o marañones.

 

• Frutos secos.

 

• Huevos.

 

• Yogurt griego.

 

• Zumos de fruta.

 

• Suplementos recomendados por tu médico.

 

Siguiendo estas recomendaciones con lo dictaminado por tu médico podrás llevar la alimentación adecuada para tu recuperación post trasplante sin ninguna complicación. De igual modo, puedes comunicarte con nosotros para aclarar cualquier duda por medio de nuestra línea gratuita a nivel nacional 01 8000 180 280, WhatsApp: +57 320 871 8677 o página web.

Comparte
Comparte
Comparte